2006 protestas en Oaxaca



Todo el conocimiento que el ser humano ha ido acumulando durante siglos sobre 2006 protestas en Oaxaca está ahora disponible en internet, y nosotros lo hemos compilado y ordenado para ti de la forma más accesible posible. Queremos que puedas acceder a todo lo referente a 2006 protestas en Oaxaca que deseas saber de una forma rápida y eficaz; que tu experiencia sea agradable y que sientas que realmente has encontrado la información sobre 2006 protestas en Oaxaca que estabas buscando.

Para lograr nuestros objetivos nos hemos esforzado no solo en obtener la información acerca de 2006 protestas en Oaxaca más actualizada, comprensible y veraz, sino que nos hemos preocupado mucho de que el diseño, la legibilidad, la rapidez de carga y la usabilidad de la página sean lo más agradables posibles, para que de este modo puedas centrarte en lo esencial, conocer todos los datos y la información disponibles sobre 2006 protestas en Oaxaca, sin tener que preocuparte por nada más, ya nos hemos encargado nosotros por ti. Esperamos haber logrado nuestro propósito y hayas encontrado la información que deseabas referente a 2006 protestas en Oaxaca. De modo que te damos la bienvenida y te animamos a seguir disfrutando de la experiencia de utilizar scientiaes.com .

El estado mexicano de Oaxaca se vio envuelto en un conflicto que duró más de siete meses y resultó en al menos diecisiete muertos y la ocupación de la ciudad capital de Oaxaca por parte de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). El conflicto surgió en mayo de 2006 cuando la policía respondió a una huelga que involucraba al sindicato de maestros locales abriendo fuego contra protestas no violentas. Luego se convirtió en un movimiento de base amplia que enfrentó a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) contra el gobernador del estado, Ulises Ruiz Ortiz . Los manifestantes exigieron la destitución o renuncia de Ortiz, a quien acusaron de corrupción política y actos de represión. Múltiples informes, incluidos los de observadores internacionales de derechos humanos, acusaron al gobierno mexicano de utilizar escuadrones de la muerte , ejecuciones sumarias e incluso violar las normas de la Convención de Ginebra que prohíben atacar y disparar a médicos desarmados que atienden a los heridos. Un observador de derechos humanos afirmó que más de veintisiete murieron a causa de la violencia policial. Entre los muertos estaban Brad Will , Emilio Alonso Fabián, José Alberto López Bernal, Fidel Sánchez García y Esteban Zurita López.

Barricada de la APPO y grafitis en el centro de Oaxaca, junio de 2006.

Organización

Después de que la policía disparara contra manifestantes no violentos, el sindicato de maestros contraatacó y pudo expulsar a la policía de la ciudad y establecer una comunidad anarquista en toda la ciudad durante varios meses. El sindicato de maestros y otros grupos de trabajadores y de la comunidad forman la APPO que creó grandes asambleas democráticas para los ciudadanos.

Según un activista que ayudó a fundar la APPO:

Entonces, la APPO se formó para abordar los abusos y crear una alternativa. Sería un espacio de discusión, reflexión, análisis y acción. Reconocimos que no debería ser una sola organización, sino un organismo coordinador general para muchos grupos diferentes. Es decir, no prevalecería ninguna ideología; nos centraríamos en encontrar un terreno común entre los diversos actores sociales. Estudiantes, maestros, anarquistas, marxistas , feligreses, todos fueron invitados.

La APPO nació sin una estructura formal, pero pronto desarrolló una impresionante capacidad organizativa. Las decisiones en la APPO se toman por consenso dentro de la asamblea general, que tuvo el privilegio de ser un órgano de decisión. En las primeras semanas de nuestra existencia creamos el Consejo de Estado de la APPO. El consejo estaba compuesto originalmente por 260 personas, aproximadamente diez representantes de cada una de las siete regiones de Oaxaca y representantes de los barrios urbanos y municipios de Oaxaca.

La Coordinación Provisional fue creada para facilitar el funcionamiento de la APPO a través de diferentes comisiones. Se establecieron diversas comisiones: judicial, financiera, comunicaciones, derechos humanos, equidad de género, defensa de los recursos naturales y muchas más. Las propuestas se generan en asambleas más pequeñas de cada sector de la APPO y luego se llevan a la asamblea general donde se debaten más o se ratifican.

Había una profunda tensión en el grupo entre los elementos más radicales y libertarios que rechazaban la democracia representativa y querían crear una sociedad autoorganizada permanente contra los elementos más conservadores y moderados que querían elecciones. Al final, los radicales tuvieron más éxito y las elecciones fueron boicoteadas por la mayoría de la población. La APPO también pudo organizar festivales, medidas defensivas, estaciones de radio y vigilancia vecinal. A las fiestas, a la 'Guelaguetza' acudieron miles de personas de forma gratuita para ver la cultura indígena, vestidos y bailes mientras los grafiteros llenaban las calles y cubrían los muros de los pueblos de mensajes antigubernamentales y anticapitalistas . La APPO también utilizó 'topiles' como método para mantener la paz. Se trataba de guardias de barrio que también funcionaban como una milicia que luchaba contra los soldados del gobierno a menudo con poco más que piedras y fuegos artificiales. Si se descubría que un delincuente estaba molestando a alguien, se usaba una campana para alertar al topile más cercano, quien le impondría una multa menor o tal vez lo retendría por la noche. Los topiles tuvieron éxito en la organización de centros de primeros auxilios y recolección de basura.

Mayo y junio de 2006

En mayo de 2006, comenzó una huelga de maestros en el Zócalo de la ciudad mexicana de Oaxaca. 2006 fue el vigésimo quinto año consecutivo en que los maestros de Oaxaca hicieron huelga. Anteriormente, las protestas habían durado generalmente de una a dos semanas y habían dado lugar a pequeños aumentos para los maestros. La huelga de 2006 comenzó en protesta por la escasez de fondos para maestros y escuelas rurales en el estado, pero se motivó a pedir adicionalmente la renuncia del gobernador del estado Ulises Ruiz Ortiz luego de que 3000 policías fueran enviados para disolver la ocupación en la madrugada de 14 de junio de 2006. Una batalla callejera duró varias horas ese día, resultando en más de cien hospitalizaciones pero ninguna fatalidad. Ortiz declaró que no renunciaría.

En respuesta a los hechos del 14 de junio, representantes de las regiones y municipios del estado de Oaxaca, sindicatos, organizaciones no gubernamentales, organizaciones sociales, cooperativas y padres de familia se reunieron para formar la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO, de su nombre en español, Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca ). El 17 de junio la APPO restableció los campamentos en el zócalo y se declaró el órgano de gobierno de Oaxaca, sumiendo a la ciudad en un estado de rebelión civil. Se construyeron barricadas en algunas calles en un esfuerzo por evitar más redadas policiales. La APPO comenzó a buscar la solidaridad en todo el país con su movimiento e instó a otros estados dentro de México a organizar de manera similar asambleas populares en todos los niveles de organización social: barrios, cuadras de calles, sindicatos y pueblos. Varias oficinas municipales en todo el estado cerraron en unidad. Un mantra popular era: "Ningún líder va a resolver nuestros problemas".

Guelaguetza popular organizada por manifestantes.

Aunque la APPO no boicoteó las elecciones nacionales mexicanas del 2 de julio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Ulises Ruiz sufrió una derrota electoral en Oaxaca, estado que había gobernado durante setenta años.

La APPO acordó boicotear el festival anual de la Guelaguetza en las últimas semanas de julio. Los manifestantes bloquearon el acceso al auditorio en el que se realiza el festival utilizando autobuses quemados y basura diversa, impidiendo así la finalización de las renovaciones de las instalaciones. Esta acción generó críticas por el daño que algunas personas le hicieron al auditorio al iniciar incendios y pintar grafitis con aerosol. Algunos de los grafitis decían: "¡Turistas, vayan a casa! En Oaxaca no somos capitalistas". Como resultado del boicot, el gobierno canceló la celebración del festival; en su lugar, la APPO llevó a cabo una versión alternativa del festival cultural durante varios días.

La acción marcó el punto más bajo de gobierno para Ulises Ruiz, quien posteriormente abandonó el Estado. Residió en la Ciudad de México por unos meses.

Luego de algunas semanas de ausencia, la APPO asumió el control de la ciudad y comenzó a implementar su propia ley, mientras se intensificaban los enfrentamientos con la Policía Estatal.

Agosto de 2006

El 1 de agosto vio el inicio de la irrupción de la APPO en las estaciones de radio y televisión de toda la ciudad. Si bien todas estas estaciones ya no están ocupadas por miembros de la APPO, el uso de la radio ha sido una faceta importante del movimiento. La APPO utilizó los recursos de la radio para comunicar sobre posibles amenazas de la policía y bandas armadas, exigir la remoción de Ulises Ruiz y la liberación de presos políticos. Durante la ocupación ilegal de las estaciones de radio por parte de la APPO, grupos pro-PRI y financiados por el PRI participaron en frecuentes ataques armados nocturnos contra estaciones de radio controladas por la APPO y dañaron sus equipos de transmisión.

Esos ataques a las estaciones de radio controladas por la APPO representaron una escalada de violencia en un conflicto que (a pesar de los constantes rumores de amenazas) había permanecido relativamente pacífico desde la redada policial del 14 de junio. En lo que se denominó "operación de limpieza", grupos armados de hombres atacaron las barricadas de la APPO durante las noches. Las personas involucradas fueron identificadas como miembros de organizaciones priístas y como policías locales vestidos de civil. Estos ataques, combinados con otros tiroteos y asesinatos, resultaron en las primeras muertes asociadas al conflicto, en las que murieron seis simpatizantes de la APPO.

Septiembre de 2006

El 14 de septiembre, maestros en huelga y miembros de la APPO se apoderaron del edificio municipal en Huautla de Jiménez , ubicado en la Sierra Mazateca en el norte de Oaxaca. Mantuvieron el control del edificio hasta mediados de enero de 2007 (meses después de que el gobierno recuperara el control de la ciudad de Oaxaca), cuando la policía estatal de Oaxaca ocupó brevemente la ciudad, patrullando las calles con grandes armas y vigilando el municipio a todas horas del día y de la noche.

El líder de la APPO mazateca, Agustín Sosa, fue elegido alcalde ( presidente ) de Huautla de Jiménez en noviembre de 2007, para un período que comienza en enero de 2008. Sosa es un activista de larga data que pasó muchos meses en la cárcel en 2004, acusado de asesinato en la muerte de un manifestante (a manos de la policía) en una protesta organizada por Sosa. No tiene ninguna relación con Flavio Sosa , el líder de la APPO aún encarcelado.

Octubre de 2006

Las Fuerzas Armadas Mexicanas se reúnen cerca del aeropuerto de Oaxaca.

El 27 de octubre de 2006, Bradley Roland Will , periodista neoyorquino de Indymedia estadounidense que había ingresado al país con visa de turista , fue asesinado junto con el profesor Emilio Alonso Fabián y Esteban López Zurita, en lo que Associated Press ha afirmado que fue un " tiroteo "entre manifestantes y un grupo de hombres armados. Las fotografías de Brad Will, sin embargo, demuestran que los manifestantes arrojaban piedras al pistolero. Las fotografías de Will, después de que le dispararon, muestran a un hombre tirado en el suelo, rodeado de amigos, y no a las "bandas armadas" que ha informado Associated Press. Una autopsia realizada por el gobierno mexicano concluyó que "dos tiros" fueron disparados contra Will, uno por delante y otro por detrás (que, según el gobierno, fue disparado por un manifestante). El cuerpo nunca fue examinado en busca de coágulos sanguíneos en la segunda herida, lo que habría demostrado que fue "implementado" en la morgue. El cuerpo de Brad Will fue incinerado. La familia de Brad Will visitó México para exigir justicia al sistema judicial, y al escuchar la acusación de que su hijo fue baleado a quemarropa por un manifestante, lo calificaron de "ridículo, falso, sin fundamento, sesgado y poco convincente". También acusaron al Fiscal de Distrito de falsificar pruebas y actuar de mala fe.

Sin embargo, los manifestantes afirman que el tiroteo fue realizado por un grupo de hombres armados contra manifestantes desarmados. Oswaldo Ramírez, fotógrafo del diario Milenio de la Ciudad de México , también recibió un disparo en el pie. Lizbeth Cana , procuradora general de Oaxaca, afirma que los disparos contra los manifestantes fueron provocados por los mismos manifestantes y que los hombres armados que los enfrentaron eran residentes molestos de la zona. Sin embargo, el embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza , afirma que los hombres pueden haber sido policías locales. El Universal ha identificado a algunos de los hombres como funcionarios locales. Los manifestantes también alegan que los hombres eran policías y no residentes locales. Indymedia afirma por un testigo de primera mano que el hombre que disparó a Will era un "paramilitar urbano" miembro del Partido Revolucionario Institucional . Una organización de noticias local, Centro de Medios Libres, afirma que de las cintas de video recuperadas de Will, encontraron que Pedro Carmona , un paramilitar que era alcalde de Felipe Carrillo Puerto en Santa Lucía del Camino , fue la persona que disparó contra Bradley Roland Will. Otro tiroteo tuvo lugar más tarde ese mismo día frente a la oficina del fiscal del estado, que provocó tres heridos.

Un informe de Associated Press de Rebeca Romero (11 de diciembre de 2006, 12:33 am (ET)) afirma: "La mayoría de las nueve víctimas de la violencia de Oaxaca han sido manifestantes que fueron baleados por bandas armadas ..." Un manifestante, en En respuesta a las denuncias masivas de los medios de comunicación controlados por el Estado, ha dicho: "Vi a un niño con un disparo en la pierna, amigos a mi alrededor arrestados a diestra y siniestra, balas volando por todos lados. El gobierno necesitaba a alguien a quien culpar, y cayó más sobre la gente en las barricadas, especialmente barricadas estratégicas como Cinco Senores. Nos llamaron vándalos y ladrones y delincuentes ".

La muerte de Bradley Roland Will llevó al presidente Vicente Fox a enviar policías federales a Oaxaca luego de meses de intentar mantenerse neutral en lo que él consideraba un problema local.

29-30 de octubre

Al menos dos manifestantes, los trabajadores del Instituto de Seguridad Social Roberto López Hernández y el enfermero y miembro de la comisión de seguridad de la APPO Jorge Alberto Beltrán, murieron cuando unos 3,500 policías federales y 3000 policías militares desalojaron a manifestantes en el Zócalo del centro de Oaxaca, con un respaldo de 5.000 soldados esperando justo Afuera de la ciudad. Las fuerzas policiales se encontraron con la resistencia de los manifestantes y Radio APPO informó de redadas policiales (que fueron negadas por el gobierno federal) en las casas de los activistas, helicópteros arrojaron granadas químicas (aparentemente gas lacrimógeno) sobre los manifestantes que habían sido empujados desde el Zócalo. Hubo múltiples informes no confirmados de un joven adolescente, pero más bien un niño de doce años, baleado en las calles cercanas a Puente Tecnológico; Según los informes, la policía se llevó el cuerpo del niño. Ha habido algunas muertes según los medios locales, y aunque la APPO afirma 'decenas' de muertes, el número exacto aún se desconoce. Continuaron las protestas, con enfrentamientos esporádicos en los alrededores del Zócalo, que está en manos de las fuerzas federales.

Numerosas personas han sido detenidas; Las imágenes muestran que al menos cuatro fueron retirados en un helicóptero PFP Mi-17 .

La Conferencia Episcopal Mexicana, organización de la Iglesia Católica, apoyó la intervención de la Policía Federal en el conflicto.

El 30 de octubre de 2006, el Comité Clandestino Revolucionario Indígena ( CCRI ) emitió un aviso condenando las tácticas del gobierno y los asesinatos, incluido el de un menor; a través del comunicado, el EZLN indicó una respuesta de cuatro puntos, que incluyó el cierre de algunas carreteras en el estado sureste de Chiapas, y su apoyo vocal al pueblo de Oaxaca.

Noviembre de 2006

Una carta abierta escrita "para honrar la memoria" del periodista asesinado Brad Will y apoyar "los esfuerzos del pueblo de Oaxaca para establecer un gobierno popular que reconozca las tradiciones y valores locales", fue firmada a principios de noviembre por numerosos académicos y activistas, incluido Noam Chomsky , Naomi Klein , Michael Moore , Arundhati Roy , Starhawk y Howard Zinn .

2 de noviembre de 2006

La Policía Federal Preventiva avanzó sobre la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca , ocupada por estudiantes y manifestantes desplazados del Zócalo. Dado que la Universidad es autónoma, la policía tiene prohibido ingresar al recinto, a menos que sea invitado por el Rector.

Miles de manifestantes llegaron en las horas siguientes, rodearon a la policía y finalmente los obligaron a retirarse de los alrededores de la universidad. La APPO también ha recibido permiso del rector de la universidad, mediante amenazas de violencia, para difundir sus mensajes a través de la radio universitaria, que ha utilizado para criticar a los partidos políticos, específicamente al PRI. Las opiniones en contra de la APPO se retiran rápidamente del aire

Luego de críticas del sector privado, organizaciones políticas y la prensa (específicamente la presentadora de noticias del Grupo Fórmula Denise Maerker ) por sus declaraciones hacia la APPO, el rector declaró que había pedido respeto a los derechos de estudiantes y profesores y que una operación tentativa por parte de la Policía Federal no sería una solución al problema

6 de noviembre de 2006

Tres explosiones en la Ciudad de México destruyeron el vestíbulo de una sucursal de Scotiabank , volaron ventanas en el Tribunal Federal Electoral de México (Tribunal Federal Electoral) y dañaron el auditorio de la sede del PRI . Otras bombas caseras se colocaron en una segunda sucursal de Scotiabank y frente a la cadena de restaurantes Sanborns, pero se desactivaron antes de explotar. Se realizó una llamada telefónica a las autoridades poco antes de la medianoche que advirtió de los bombardeos.

Ninguna de las bombas que explotaron resultó en heridos o muertos.

Una coalición de cinco grupos guerrilleros izquierdistas de Oaxaca se atribuyó la responsabilidad de las explosiones. No se conocen vínculos entre estos grupos guerrilleros y los manifestantes oaxaqueños, y los miembros de la APPO negaron cualquier participación o conocimiento de los atentados.

10 al 13 de noviembre de 2006

A pesar de la presencia de la policía federal en la ciudad, la APPO ha continuado organizándose, realizando un Congreso Constituyente para discutir planes para reescribir la constitución política de Oaxaca. Asimismo, en un intento por ampliar su enfoque en todo el estado y desarrollar proyectos de futuro, el movimiento conformó el Consejo Estatal de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (CEAPPO). Este nuevo consejo estará integrado por 260 representantes de las distintas regiones de Oaxaca, incluidos 40 miembros del sindicato de maestros. Esto representa un avance importante para los continuos intentos de la APPO de desarrollar propuestas políticas alternativas sin dejar de presionar por la destitución de Ulises Ruiz.

25 a 26 de noviembre de 2006

El sábado 25 de noviembre de 2006 se produjo un gran enfrentamiento entre la policía federal y los manifestantes en la noche siguiente a la séptima megamarcha realizada por la APPO. La marcha comenzó pacíficamente, pero la situación se tornó violenta cuando la policía respondió con gases lacrimógenos y balas de goma mientras los manifestantes intentaban rodear el zócalo de la ciudad. No está claro quién instigó la violencia, pero el enfrentamiento se extendió rápidamente por la ciudad cuando los manifestantes respondieron con piedras y cohetes de PVC caseros. La policía tomó el campamento de la APPO en la plaza de Santo Domingo y arrestó a más de 160 personas. Muchos simpatizantes de la APPO fueron hospitalizados y se informó de la muerte de tres manifestantes, pero siguen sin confirmarse.

El sábado, y continuando el domingo 26 de noviembre, los manifestantes incendiaron numerosos vehículos y también destruyeron o dañaron cuatro edificios que albergan oficinas gubernamentales (incluida una oficina de impuestos y tribunales), un edificio universitario y un edificio de oficinas de una asociación de comercio local. También se atacaron tres hoteles y se saquearon algunos comercios locales.

El lunes 27 de noviembre de 2006 el Jefe de la Policía Federal, Ardelio Vargas, manifestó que ya no tendrían más tolerancia hacia la APPO. "No habrá más tolerancia (...) los que van en contra de la ley tendrán su castigo. Las órdenes de arresto y las órdenes de arresto no las ordena la policía, sino los jueces locales y federales", dijo. Se han hecho esfuerzos para seguir adelante con estas amenazas, ya que los líderes del movimiento han sido arrestados y las oficinas de la organización han sido allanadas. Tras indicaciones de que la APPO se reuniría en el Recinto Universitario del Estado tras los enfrentamientos de los fines de semana, Vargas dijo que "no habrá vulneración de la autonomía de la Universidad".

En los días siguientes, la APPO retiró la última de sus barricadas de la ciudad y entregó el control de la estación de radio universitaria al rector, alegando falta de seguridad. Los líderes de la APPO se han escondido, alegando una ofensiva represiva por parte de las autoridades estatales contra los involucrados en el movimiento. La policía ha sido acusada de arrestar a los maestros fuera de las aulas, golpear a los detenidos y realizar falsas detenciones.

Diciembre de 2006

El lunes 4 de diciembre, horas después de que dijera en conferencia de prensa en la Ciudad de México que se había ido a la capital a negociar una solución pacífica, Flavio Sosa fue detenido por la policía por cargos relacionados con las barricadas, vandalismo y detenciones irregulares que realiza. algunos manifestantes. El hermano de Sosa, Horacio, y otros dos hombres también fueron arrestados por cargos no especificados. La presencia corpulenta y barbuda de Flavio Sosa se convirtió en un emblema de la APPO. Tras su detención, el PRD , a través de su locutor, Gerardo Fernández Noroña, reveló que Sosa era miembro del Consejo Nacional del partido y dijo que esto los obligaba a asumir la defensa legal de Sosa.

La semana siguiente, la Policía Federal incautó armamento a la Policía Estatal de Oaxaca y dijo que las fuerzas locales estaban siendo investigadas con base en las acusaciones de asesinato que la APPO hizo en su contra. La APPO informó que el gobierno federal se ofreció a no detener a ningún otro integrante de su movimiento.

Ulises Ruiz

En el corazón del conflicto continuado se encuentran las actitudes hacia el gobernador del estado, Ulises Ruiz , miembro del Partido Revolucionario Institucional que gobernó México durante la mayor parte del siglo XX, pero que ahora es una minoría en una nación donde el poder político reside en 3 principales fiestas. Sin embargo, la principal lucha por el poder es entre el derechista Partido Acción Nacional y el izquierdista Partido Democrático Revolucionario , dejando al Partido Revolucionario Institucional libre para formar coaliciones con uno de los dos partidos. Ruiz es una figura polémica a quien los opositores acusan de robarle las elecciones de 2004, suprimir la libertad de prensa, destruir espacios públicos y monumentos históricos de la ciudad y reprimir a los opositores políticos. Los manifestantes argumentan que la constitución otorga al gobierno central el poder, bajo ciertas circunstancias, de destituir a un gobernador en funciones; el Senado de la República , votó sobre el tema y decidió que esas "circunstancias especiales" no se encuentran en Oaxaca.

A medida que el conflicto en Oaxaca se ha vuelto más intratable, la presión externa sobre Ruiz para que renuncie ha aumentado, pero no ha mostrado signos de ceder. El Senado ha culpado tanto al gobernador como a la APPO por la violencia que se originó en el estado, mientras que el grupo empresarial Coparmex en el estado de Puebla y el entonces secretario de Gobernación Carlos Abascal han pedido su renuncia o lo culpan del conflicto. La APPO ha hecho de su renuncia o destitución su única demanda no negociable antes de que acuerden poner fin al conflicto.

Ver también

Referencias

Opiniones de nuestros usuarios

Guillermo Avila Luna

Correcto. Ofrece la información necesaria sobre 2006 protestas en Oaxaca.

Francisco Javier Iglesias Velasco

La entrada sobre 2006 protestas en Oaxaca me ha sido muy útil.

Monica Otero Perez

El lenguaje se ve como antiguo, pero la información es fiable y en general da mucha confianza todo lo que hay escrito sobre 2006 protestas en Oaxaca.