Protestas de 2006 en Hungría



Todo el conocimiento que el ser humano ha ido acumulando durante siglos sobre Protestas de 2006 en Hungría está ahora disponible en internet, y nosotros lo hemos compilado y ordenado para ti de la forma más accesible posible. Queremos que puedas acceder a todo lo referente a Protestas de 2006 en Hungría que deseas saber de una forma rápida y eficaz; que tu experiencia sea agradable y que sientas que realmente has encontrado la información sobre Protestas de 2006 en Hungría que estabas buscando.

Para lograr nuestros objetivos nos hemos esforzado no solo en obtener la información acerca de Protestas de 2006 en Hungría más actualizada, comprensible y veraz, sino que nos hemos preocupado mucho de que el diseño, la legibilidad, la rapidez de carga y la usabilidad de la página sean lo más agradables posibles, para que de este modo puedas centrarte en lo esencial, conocer todos los datos y la información disponibles sobre Protestas de 2006 en Hungría, sin tener que preocuparte por nada más, ya nos hemos encargado nosotros por ti. Esperamos haber logrado nuestro propósito y hayas encontrado la información que deseabas referente a Protestas de 2006 en Hungría. De modo que te damos la bienvenida y te animamos a seguir disfrutando de la experiencia de utilizar scientiaes.com .

2006 protestas húngaras
Ekrem Kemal Budapest protesta 2006.jpg
György Ekrem-Kemál hablando en un mitin cerca del edificio del Parlamento
Fecha 17 de septiembre - 4 de noviembre de 2006
(1 mes, 2 semanas y 4 días)
Localización
Budapest y otras ciudades, Hungría
Causado por
Metas
Métodos
Resultó en
Partes en el conflicto civil

Oposición política

Figuras de plomo
Viktor Orbán
László Gonda
László Toroczkai
György Ekrem-Kemál
György Budaházy
Ferenc Gyurcsány
József Petrétei
Gábor Demszky
László Bene
Péter Gergényi
Número
Decenas de miles
Damnificados
Fallecidos) 0
Lesiones
  • Informe de la Comisión Gönczöl:
    • 326 civiles
    • 399 policías
Detenido 472

Las protestas de 2006 en Hungría fueron una serie de protestas contra el gobierno desencadenadas por la liberación del discurso privado del primer ministro húngaro , Ferenc Gyurcsány , en el que confesó que su Partido Socialista Húngaro había mentido para ganar las elecciones de 2006 y que no había hecho nada digno de mención. en los cuatro años anteriores de gobierno. La mayoría de los eventos tuvieron lugar en Budapest y otras ciudades importantes entre el 17 de septiembre y el 23 de octubre. Fue la primera protesta sostenida en Hungría desde 1989 .

Grabación de audio

El 17 de septiembre de 2006, surgió una grabación de audio de una reunión a puerta cerrada del MSZP que se celebró el 26 de mayo de 2006, en la que el primer ministro húngaro Ferenc Gyurcsány pronunció un discurso, notable por su lenguaje obsceno , incluido el siguiente extracto (versión censurada ):

No hay muchas opciones. No lo hay, porque la cagamos. No poco, mucho. Ningún país europeo ha hecho algo tan descarado como nosotros. Evidentemente, mentimos durante el último año y medio, dos años. Estaba totalmente claro que lo que decimos no es cierto. No se puede citar ninguna medida gubernamental significativa de la que podamos estar orgullosos, excepto que al final logramos sacar al gobierno del borde del abismo. Nada. Si tenemos que dar cuenta al país de lo que hicimos durante cuatro años, entonces, ¿qué decimos

Gyurcsány también dijo cosas que pueden interpretarse como admitir haber pedido apoyo a los medios clandestinos o al capital privado.

El Primer Ministro confirmó la autenticidad de la grabación y subió su transcripción a su blog , pero remarcó que "en una reunión a puerta cerrada una persona habla de manera diferente que frente a las cámaras".

Primeras reacciones

A última hora del domingo 17 de septiembre, la gente se reunió en el edificio del Parlamento exigiendo que el primer ministro dimitiera. A la medianoche, el número de manifestantes llegó a 2.000. Unos cientos de personas fueron a la residencia del presidente del estado, pero luego regresaron. Esta manifestación espontánea fue completamente pacífica.

Día 1: lunes 18 de septiembre de 2006

Budapest

Disturbios civiles

El 18 de septiembre, como consecuencia de la grabación de audio y la falta de voluntad del Primer Ministro o de su partido para dimitir, se llevó a cabo una manifestación cerca del Parlamento húngaro . Aproximadamente 40.000 manifestantes exigieron la dimisión de Gyurcsány y su partido por mentir durante todo el mandato y luego durante la campaña para ganar las próximas elecciones. La policía consideró legal la manifestación, argumentando que las reglas aplicables durante el período de campaña hacia las próximas elecciones municipales permiten reuniones políticas con tan poca antelación.

Disturbios y violencia

Pasadas las 23:00, un grupo más reducido de manifestantes intentó ingresar al edificio de la televisión pública Magyar Televízió en Szabadság Tér (Plaza de la Libertad) para anunciar sus demandas al aire. Después de que no se les permitió entrar, un grupo más pequeño atacó a las fuerzas policiales. Se ordenó a las unidades de la policía antidisturbios que estaban destinadas a asegurar el edificio y el perímetro que dispersaran a la multitud con gases lacrimógenos y un cañón de agua. Bloquearon las entradas principales pero no pudieron detener a los atacantes que podían entrar al edificio. Algunos manifestantes se indignaron por la resistencia de las autoridades y más tarde se les unió un grupo de ultras del fútbol enfurecidos . Un subgrupo incondicional de ellos comenzó a realizar repetidos asaltos para penetrar las defensas e irrumpir en el edificio. La policía tomó represalias con gas lacrimógeno y un cañón de agua. La multitud se enfureció y atacó a las unidades policiales lanzando adoquines y escombros (hiriendo a 141 policías), pero no atacaron a los dos conductores de los cañones de agua mobil. También prendieron fuego a varios autos estacionados (lo que provocó que parte del edificio también se incendiara) y finalmente lograron ingresar al edificio, lo que obligó a la policía a retroceder.

Los manifestantes lograron expresar sus demandas, pero como la estación de televisión ya había cesado su transmisión debido a los disturbios, no se transmitió en vivo. El edificio fue abandonado alrededor de las 02:30 por la policía. Después de eso, la turba entró en las instalaciones. Algunos de los intrusos simplemente se tomaron fotografías de ellos mismos y de la escena, mientras que otros destruyeron el comedor y el salón principal del edificio. También se demolió la exposición histórica de tecnología de televisión: se rompieron valiosos equipos antiguos y se robaron objetos tecnohistóricos como accesorios antiguos, al igual que algunos costosos televisores de plasma. También se informó de un incendio provocado. Todos estos hechos fueron transmitidos y / o verificados por informes de funcionarios de la televisión estatal, la policía y la cobertura de los medios.

Los refuerzos policiales llegaron mucho más tarde y lograron recuperar el edificio antes del amanecer. Magyar Televízió reanudó su transmisión a las 06:07 horas. Más de 150 personas resultaron heridas, incluidos 102 policías. Se estima que los daños materiales resultantes de la pelea superan los 230 millones de florines (unos 800.000 euros ).

Otras ciudades

En Miskolc el lunes (18 de septiembre), unos 2.000 ciudadanos protestaron en la plaza de San Esteban , donde Árpád Miklós, presidente del comité del condado del Partido Justicia y Vida de Hungría (MIÉP) pronunció un discurso y bromeó diciendo que Gyurcsány también podría unirse MIÉP como habían estado llamando mentiroso a Gyurcsány durante años, y ahora él mismo lo había admitido, por lo que ahora tienen la misma opinión. La gente gritó comentarios contra el gobierno y cantó el himno nacional y el himno de Szekler , luego marchó hacia el ayuntamiento cercano. Más tarde, a propuesta del presidente del MIÉP, fueron a la sede del Partido Socialista Húngaro (MSZP) en Corvin Street, que estaba asegurada por la policía. Los manifestantes bloquearon el tráfico en partes del centro de la ciudad.

También el lunes, el comité de Miskolc del partido de oposición Fidesz envió un comunicado de prensa a la MTI (Agencia de Noticias Húngara) titulado "No se puede construir una ciudad con mentiras" (un juego con el eslogan del MSZP Estamos construyendo un nuevo Miskolc que se refiere al extenso programa de reconstrucción del centro iniciado por el partido). En el comunicado de prensa, el comité declaró que los siete parlamentarios del comité Miskolc del MSZP, incluido el alcalde Sándor Káli y los alcaldes adjuntos Vilmos Fedor y Erika Szcs debían haber sabido las mentiras de Gyurcsány, ya que todos ellos estaban presentes en Balatonszöd y escucharon al Primer. Discurso del ministro. Fidesz acusó a estos parlamentarios de convertirse en cómplices de Gyurcsány al guardar silencio.

Día 2: martes 19 de septiembre de 2006

<- muchos párrafos que incluyen la sección "Otras ciudades" sin referencias ->

Budapest

Un ataúd colocado en la plaza Kossuth por Inconnu Independent Art Group , que simboliza el final del segundo gobierno de Gyurcsány. El texto en el papel amarillo dice "¡Ya tuvimos suficiente!"

Por la noche tuvo lugar una manifestación mayoritariamente pacífica en la plaza Kossuth, además de los manifestantes que destrozaron un tranvía en la plaza y un coche frente a la sede del condado del Partido Socialista.

Más tarde esa noche en otras partes de la ciudad, incluidas las áreas cercanas a la sede del MSZP y la sede de la estación de radio pública, la violencia estalló nuevamente. Se desplegó un gran número de tropas antidisturbios junto con la policía montada y las unidades K-9, actuando de manera más sistemática que antes. El uso de gas lacrimógeno y cañones de agua con los correspondientes asaltos montados impidió otro asedio a un edificio. Otras unidades policiales aplicaron porras policiales y fuerza corporal.

A la 01:00 (20 de septiembre), unos 3.000 manifestantes se reunieron en la plaza Blaha Lujza. La multitud exigió la salida del primer ministro Gyurcsány. Los manifestantes arrojaron piedras y escombros a la policía, prendieron fuego a un vehículo policial e incluso intentaron construir barricadas, pero los repetidos movimientos policiales los obligaron a retroceder. A las 09:00, las calles fueron despejadas y más de 90 alborotadores fueron arrestados con más de 50 personas heridas. La mayoría de los medios de comunicación locales (incluidos los noticieros televisivos y los portales de noticias) que cubrieron los hechos se refirieron a los civiles atacantes como "alborotadores" o "alborotadores", lo que implica que estas personas violentas no eran ni manifestantes ni manifestantes civiles pacíficos, sino simplemente una turba. Se informó que las primeras filas de las masas se comportaron de manera agresiva, respaldadas verbalmente por jóvenes en el fondo. A diferencia del asedio de la primera noche, la multitud no atacó ni obstaculizó a los bomberos ni a los paramédicos, pero en una ocasión (probablemente única) se observó que un mafioso pateó repetidamente a otro civil que ya estaba en el suelo. Los informes en vivo sugirieron que parte de la turba también gritó que los actos violentos eran similares a los de la Revolución de 1956 .

En el programa de entrevistas en vivo de la noche, Este ( Evening ), en la MTV previamente asediada, el primer ministro Ferenc Gyurcsány se enfrentó a las consecuencias de sus acciones y las demandas de los manifestantes, cuando leyó su petición que lograron entregar la anterior. día. Él respondió que no era solo él, sino todos los que habían mentido, y que no renunciaría. Dijo que estaba comprometido a impulsar sus medidas de austeridad en cualquier circunstancia, sin la posibilidad de ni siquiera un cambio menor.

Otras ciudades

En Miskolc, policías, incluido el capitán de policía Albert Pásztor, ya se encontraban en St. Stephen Square cuando comenzaron las manifestaciones a las 17:00 horas. La gente sostenía pancartas que decían "Nuestra patria no es un 'país de putas'", (A hazánk nem egy "kurva ország") en referencia a la charla Gyurcsány. Los manifestantes se dirigieron nuevamente al ayuntamiento, luego a la oficina del MSZP, donde a pedido de un universitario, un disertante leyó el pregón de la protesta prevista para el 21 de septiembre contra las tasas de matrícula (cuya introducción fue una de las más controvertidas). decisiones del gobierno de Gyurcsány). El himno nacional y Szózat se cantaron tanto en el ayuntamiento como en la oficina del MSZP, mientras los manifestantes estaban de espaldas a los edificios. Los manifestantes exigieron que se leyera una declaración en una estación de televisión local, pero el gerente de la estación se negó.

En Szeged, a las 19:00 horas, entre 500 y 600 personas protestaron contra Gyurcsány pero, en pocos minutos, ya había miles de manifestantes marchando desde el ayuntamiento hasta Dóm tér (Plaza de la Catedral). Desde allí, se dirigieron al edificio del Partido Socialista, que estaba defendido por la policía. La manifestación continuó el martes ante el Ayuntamiento, donde unas 3.000 personas exigieron la renuncia del gobierno, nuevas elecciones y democracia. La policía aseguró el ayuntamiento y las oficinas regionales de la televisión y la radio húngaras .

El presidente del condado de Jobbik , el organizador de la manifestación, declaró que querían lograr su objetivo, la renuncia del gobierno de Gyurcsány, a través de manifestaciones pacíficas, que continuarían todas las noches hasta el 23 de septiembre, cuando celebrarían una manifestación en Budapest.

En Eger, cerca de 1.000 ciudadanos se manifestaron, exigiendo que el presidente Sólyom disolviera la Asamblea Nacional. Los manifestantes también solicitaron al alcalde socialista de la ciudad, Imre Nagy, que iniciara la destitución de Gyurcsány.

Rumania

El martes, se llevaron a cabo varias manifestaciones de solidaridad en Rumania , en ciudades con una fuerte población étnica húngara. Por la noche, unas 70 personas participaron en una vigilia pacífica a la luz de las velas en Odorheiu Secuiesc (en húngaro : Székelyudvarhely ). Este evento fue organizado por el Partido Cívico Húngaro , tuvo lugar en un parque en el centro de la ciudad y contó con la lectura de una declaración de solidaridad con los manifestantes no violentos en Budapest. Los manifestantes en Odorheiu Secuiesc también expresaron su creencia de que los resultados del referéndum de 2004 sobre la doble ciudadanía en Hungría eran fraudulentos.

Cuando se le preguntó acerca de protestar frente al consulado húngaro en Miercurea Ciuc (húngaro: Csíkszereda), el presidente de la Unión Cívica Magyar , Jen Szász, dijo que esto sería inútil, que "el primer ministro Gyurcsány debe dimitir en Budapest y no en Csíkszereda ".

Día 3: miércoles 20 de septiembre de 2006

Budapest

Durante el día, la ciudad capital estaba en paz, aunque las ruinas y los escombros de las escenas de enfrentamiento de la noche anterior recordaron a los ciudadanos que la crisis estaba lejos de terminar.

Los anuncios diurnos de diferentes personalidades políticas coincidieron en que se debe evitar la violencia y mantener el control a todos los costos razonables. Los líderes de la policía prometieron una reacción inmediata y de tolerancia cero ante cualquier agitación. La policía realizó todo el día la identificación de infractores y alborotadores, mediante el análisis de videos de noticias, y unidades policiales / detectives dedicadas realizaron más de 100 arrestos durante la tarde. [8]

La policía antidisturbios también estuvo presente en todas las escenas importantes, incluido el Parlamento, la estación de radio pública estatal, la sede de MSZP, y mantuvieron la plaza Szabadság (donde reside la televisión pública estatal previamente asediada) herméticamente cerrada. A nadie se le permitió ingresar a la plaza, excepto a los residentes de sus edificios, el personal de televisión y los agentes de la ley. Las unidades policiales fueron reforzadas, equipadas con nuevos escudos especiales de tamaño completo, cascos de acero, chalecos antibalas y máscaras de gas.

Al caer la noche, llegaron informes de compras a gran escala de bates de béisbol en un almacén de deportes. Más tarde, un restaurante del centro fue allanado por la policía porque se presenció la entrega de "objetos largos como palos", pero estos resultaron ser meramente paraguas promocionales.

Después de la 01:00, los manifestantes comenzaron a reunirse en el Grand Boulevard ( Nagykörút ), alrededor de la plaza Nyugati y la plaza Oktogon. Cerca de 2.000 personas comenzaron a caminar por la avenida Andrássy , exigiendo la salida de Gyurcsány. Esta vez no hubo ataques serios contra policías o vandalismo, pero las tropas pronto asaltaron a los manifestantes y los persiguieron en el Gran Bulevar hacia la Plaza Nyugati y calles vecinas. Testigos presenciales informaron en foros y artículos de Internet sobre casos de brutalidad policial contra manifestantes pacíficos y transeúntes. En general, esta noche estuvo notablemente controlada por la presencia masiva de la policía y su rápida respuesta, el vandalismo fue mayormente prevenido y no hubo reportes de asalto con lanzamiento de piedras o incendio premeditado. Durante la noche, 62 personas fueron arrestadas, de las cuales 55 están ahora bajo custodia y acusadas de delitos agresivos, lo que eleva el total de arrestos a más de 200.

Un artículo en el portal de noticias húngaro index.hu ilustró con fotos el hecho de que el manifiesto de la juventud de Lonsdale pudo observarse durante los disturbios.

Otras ciudades

La madrugada del miércoles, la gran ventana de la oficina del Partido Socialista en Miskolc fue destrozada con un cubo de basura. En el centro, varios carteles del MSZP de las próximas elecciones locales fueron vandalizados. Las manifestaciones de la tarde comenzaron de nuevo en St. Stephen Square; la policía aseguró tanto la plaza como la oficina del MSZP mucho antes de que llegaran los manifestantes. Los oradores pidieron a los manifestantes que se portaran bien y mantuvieran la manifestación pacífica. Un estudiante de la Universidad de Miskolc informó a la gente que el consejo estudiantil de la universidad retiró su aprobación a la protesta contra las tasas de matrícula, pero los estudiantes protestarían de todos modos.

En Debrecen, el alcalde de la ciudad, Lajos Kósa (Fidesz), participaba activamente en las manifestaciones; apoyó los planes de su partido de celebrar una manifestación en Budapest el sábado (la manifestación había sido cancelada desde entonces) y criticó duramente a Gábor Demszky , el alcalde de Budapest por su supuesta inactividad. ("Es posible que Gábor Demszky no sienta que Budapest es suya y piensa que no tiene nada que hacer cuando suceden cosas así en la capital, pero Debrecen es otra ciudad, tiene un gobierno local que se preocupa por la ciudad"). También pidió a los manifestantes que no atacaran la sede del condado del MSZP en la ciudad, afirmando que el edificio es propiedad de Debrecen y que el partido solo lo alquila. (Algo similar sucedió en Miskolc, donde un orador mencionó en broma que "tenemos la fuerza para irrumpir en el edificio, pero no lo haremos; ese edificio seguirá siendo útil para otra cosa").

Se celebró una manifestación pacífica en la plaza principal de Pécs .

Otros paises

  • Rumania : La Organización de la Juventud Magyar de Transilvania realizó una manifestación el miércoles a las 18:00 en Marosvásárhely (Târgu-Mure) para mostrar solidaridad con los manifestantes de Budapest. Este evento tuvo lugar en el patio de la Iglesia Reformada en la Ciudadela . La manifestación siguió siendo pacífica y los involucrados señalaron que comprendían la frustración de los húngaros al no estar de acuerdo con los que empleaban métodos violentos. Se llevaron a cabo acciones similares en Székelyudvarhely (Odorheiu Secuiesc) , Sepsiszentgyörgy (Sfântu Gheorghe) y Csíkszereda (Miercurea-Ciuc) .
  • Serbia : Este día tuvo lugar una pequeña protesta en la ciudad de Zenta (Senta) . La manifestación fue organizada por un partido político local de etnia húngara . Estas personas querían mostrar su simpatía por los manifestantes en Hungría porque, en su opinión, todas las personas que se manifiestan pacíficamente en las calles de Hungría habían votado previamente para otorgar la ciudadanía húngara a los húngaros étnicos en los países vecinos. Attila Juhász , el alcalde de la ciudad, dijo que él y su partido (la Alianza de Vojvodina Hungarians ), que es el partido étnico húngaro más influyente en Serbia , creen que los húngaros en Vojvodina no tienen nada que ver con los acontecimientos húngaros.

Día 4: jueves 21 de septiembre de 2006

Budapest

Continuó la manifestación pacífica, pero la gente mostró mucho menos interés. El principal partido de la oposición, Fidesz , canceló su mitin planeado previamente anunciado para el 23 de septiembre, debido a las advertencias de un posible ataque. Los manifestantes de Kossuth Square todavía carecían de un apoyo político serio. La policía emitió órdenes de arresto contra varios ultras del fútbol y otros presuntos alborotadores.

Un líder de un grupo de manifestantes de extrema derecha anunció en una televisión por cable local que asumiría toda la responsabilidad por cualquier violencia futura, pero su grupo no planeó más ataques contra los medios de comunicación).

El día y la noche fueron tranquilos en general, pero se informó de un incendio provocado cuando se incendió una oficina de distrito del Partido Socialista Húngaro en Újpest (un distrito de Budapest). Se extinguió rápidamente.

Otras ciudades

Continuaron las manifestaciones pacíficas en todo el país.

Día 5: viernes 22 de septiembre de 2006

Budapest

El día transcurrió en paz. La manifestación de Kossuth Square continuó, con 10,000 manifestantes por la noche, y contó con varios discursos. La demostración fue muy bien apoyada con alimentos y comidas preparadas en el lugar. El Partido Justicia y Vida húngaro, de ultraderecha del Parlamento, celebró su manifestación pacífica y orientada al discurso bajo una fuerte presencia policial. Los jefes policiales anunciaron que mantendrán su alerta al mismo nivel que la de los días anteriores.

El primer ministro Ferenc Gyurcsány realizó hoy su viaje oficial a Berlín , Alemania. Visitó el X. Foro Internacional Bertelsmann 2006 de la Bertelsmann Stiftung donde también se reunió con la canciller alemana Angela Merkel . Después de la reunión, Gyurcsány afirmó que Merkel encontró valiente su discurso filtrado. Más tarde, la cancillería negó siquiera haber mencionado la palabra "valiente".

Otras ciudades

En Miskolc, las manifestaciones comenzaron como de costumbre en la plaza San Esteban, con menos manifestantes que en los días anteriores. El orador informó a los manifestantes sobre los últimos acontecimientos en todo el país, luego exhortó a la gente a manifestarse todas las noches a las 18:00 en las principales plazas de las ciudades hasta que renuncie el gobierno. También dijo que la recaudación de fondos para ayudar a los sancionados por participar en las manifestaciones debe realizarse en todo el país, no solo en Miskolc. El orador mencionó que los agentes de policía le informaron el jueves que será responsable de las atrocidades cometidas en la ciudad por los manifestantes; por eso organizó un comité de cinco personas que protegerá a los manifestantes de los provocadores, eliminará a los manifestantes que intentan provocar disturbios y tratará de prevenir ataques contra agentes de policía.

Los manifestantes tomaron su ruta habitual: primero a la Plaza del Ayuntamiento, al ayuntamiento y luego a la oficina del condado del partido Alianza de Demócratas Libres , donde un maestro de secundaria pronunció un discurso comparando el discurso de Gyurcsány con "la apertura de la caja de Pandora", luego Marchó por la calle Széchenyi hacia la oficina de MSZP, y más tarde hacia la plaza Petfi. Solo unas 600 personas participaron en las manifestaciones, que se planeó que fueran muy cortas esta vez, ya que el equipo de fútbol local, DVTK jugaba contra Vasas en el distrito Diósgyr de la ciudad y los organizadores no querían que los fanáticos del fútbol se unieran a las manifestaciones. El partido de fútbol también pudo haber sido el motivo de la escasa participación en la manifestación. Se mencionó que las manifestaciones continuaron el fin de semana.

Cerca de 500 personas protestaban en Debrecen , 500 en Szeged , 400 en Szécsény , 100200 en Békéscsaba , 100120 en Salgótarján , 50 en Nyíregyháza y grupos más pequeños en varias otras ciudades.

Otros paises

  • Austria : News informó de una manifestación de unos 60 miembros de la minoría húngara que viven en Austria en la embajada de Hungría en Viena . Después de un discurso, entregaron su petición a los funcionarios de la embajada.
  • Canadá : Los húngaros que viven en Toronto anunciaron su intención de realizar una manifestación pacífica ante el consulado húngaro en Toronto el 23 de septiembre por la tarde.
  • Suiza : La agencia de noticias suiza informó que el viernes por la tarde unos 60 húngaros que viven en Suiza se manifestaron ante la embajada en Berna . Declararon que el gobierno de Gyurcsány ya no era legítimo desde el punto de vista moral.
  • Estados Unidos : Más de 100 manifestantes exigieron la renuncia de Gyurcsány ante el consulado húngaro en la ciudad de Nueva York . Algunos manifestantes viajaron desde Nueva Jersey y Connecticut para participar en la manifestación. El himno nacional húngaro y Szózat se cantaron varias veces y se recitó el poema revolucionario Nemzeti dal . También se llevó a cabo una manifestación en Los Ángeles .

Día 6: sábado 23 de septiembre de 2006

Entre 20.000 y 50.000 personas protestaron en Budapest.

Día 7: Domingo 24 de septiembre de 2006

Según MTI (Agencia Oficial de Noticias de Hungría), la manifestación pacífica en la plaza Kossuth continuó con una participación de 10.000 a 12.000. Los periódicos de Hungría tienen opiniones encontradas.

Día 8: Lunes 25 de septiembre de 2006

Magyar Lobbi ("lobby húngaro"), una organización de profesores y científicos estadounidenses y europeos de origen húngaro, escribió una petición al presidente László Sólyom , exigiendo que iniciara una disposición de censura contra el gobierno.

Otras asociaciones y organizaciones (por ejemplo, Új Magyarországért Egyesület , Védegylet ) en sus peticiones presentadas a la Oficina Civil del Parlamento exigieron el inicio de una asamblea convencional. Uno de ellos fue escrito por Új Magyarországért Egyesület y firmado por Farkas Bethlen , András Hargitay , András Kelemen , Imre Makovecz , Miklós Melocco , József V. Molnár , Lajos Papp , Imre Pozsgay , Mátyás Szrös y László Tkés .

Se inició la renovación de la sala MTV.

En el país y en la plaza Kossuth continuaron las manifestaciones pacíficas, con unos 300 participantes en Miskolc, 400 en Szeged, 300 en Szekszárd, 4000 en la plaza Kossuth.

Las protestas también recibieron cobertura internacional: Jon Stewart hizo referencia a las grabaciones de audio y las protestas en The Daily Show , y señaló que "debe ser bueno tener una democracia tan joven e idealista que aún puede decepcionarse de ella".

Día 9: Martes 26 de septiembre de 2006

En una carta abierta publicada en el periódico disidente Magyar Nemzet , varias personas de la vida pública, incluido el ex presidente del Banco Nacional de Hungría Péter Ákos Bod , el ex presidente Ferenc Mádl y el ex ministro János Martonyi llamaron a Ferenc Gyurcsány a renunciar. Continuaron las manifestaciones.

Influencias en las elecciones municipales de 2006

El 1 de octubre de 2006 se celebraron elecciones municipales en Hungría. En muchas ciudades, los manifestantes instaron a la gente a no votar por el candidato del MSZP. En sus folletos de campaña y llamadas telefónicas , Fidesz se refería constantemente a las mentiras de Gyurcsány.

En respuesta, Gyurcsány insistió en un discurso que pronunció en Szeged el 15 de septiembre en que las elecciones locales no afectarían a la permanencia de su partido en el poder, y "los que no quieren una guerra entre el gobierno y la ciudad deben saber a quién dirigirse". vota por". (Lo llamaron.)

La participación en las elecciones locales fue del 53,1%, dos puntos más que en 2002 y la más alta en las elecciones municipales desde el retorno a la democracia en 1990. Los partidos de oposición obtuvieron una clara victoria en las elecciones para las asambleas de condado y de Budapest y en las elecciones a la alcaldía. en ciudades con derechos de condado.

Sin embargo, la encuestadora Median opinó que el escándalo en torno a la mentira de Gyurcsány no había afectado el resultado de las elecciones tanto como se esperaba, ya que el apoyo al MSZP ya había alcanzado un mínimo histórico a principios de septiembre. Además, en Budapest, Gábor Demszky fue reelegido alcalde de la ciudad como candidato del SZDSZ / MSZP, y el MSzP retuvo una pluralidad de alcaldías de distrito.

Para obtener más detalles sobre los resultados de las elecciones locales de octubre de 2006, consulte Elecciones en Hungría .

Más demostraciones

Tras las elecciones, continuaron las manifestaciones exigiendo la dimisión del gobierno en Budapest (todos los días hasta el 23 de octubre) y en otras ciudades (todas las semanas hasta el invierno).

Lunes, 23 de octubre de 2006

En el 50 aniversario de la Revolución Húngara de 1956 , se informó de enfrentamientos entre manifestantes y la policía. Se utilizaron cargas policiales montadas, gases lacrimógenos, balas de goma y cañones de agua para hacer retroceder a la multitud. Las balas de goma se disparaban con frecuencia a la altura de la cabeza, lo que provocaba un gran número de heridos; un hombre perdió la vista de un ojo debido a una bala de goma.

Los hechos comenzaron a las 02:00, cuando el jefe de la Policía de Budapest, Péter Gergényi, decidió, en oposición a acuerdos previos con los manifestantes, limpiar la plaza Kossuth. La justificación oficial fue que los manifestantes "obstaculizaron el control de seguridad de la plaza". (Esto no era del todo cierto: cientos de manifestantes abandonaron la plaza "extemporáneamente" para facilitar las cosas a la policía. Sólo se quedó un grupo de 10-20 manifestantes encabezados por Ferdinánd "Satu" Lanczer. Fueron detenidos por la policía. ) La mayor parte de la multitud se detuvo en la calle Nádor. Gergényi declaró el área como "zona operativa" y prohibió todas las manifestaciones en la plaza y en sus alrededores "mientras sea necesario".

El alcalde de Budapest, Gábor Demszky, declaró que no estaba informado sobre estas acciones policiales y "a primera vista" no estaba de acuerdo con ellas.

La policía dice que nadie resultó herido en esta acción, pero MTI (la agencia oficial de noticias húngara) informó de "hombres con la cabeza ensangrentada". La manifestación pacífica terminó por un tiempo, con incidentes más pequeños (principalmente verbales) entre la policía y los manifestantes. La multitud indignada no estaba dispuesta a dejar de protestar; muchos de ellos querían regresar cuando terminara el control de seguridad, pero la policía comenzó a desplazarlos. Cuando se difundió esta noticia, la multitud comenzó a multiplicarse.

Cerca de la Basílica de San Esteban, la gente comenzó a reunirse nuevamente por la mañana. Algunos de ellos hicieron carteles antigubernamentales en inglés y querían participar con ellos en la celebración oficial en la plaza Kossuth, pero la policía lo prohibió. Finalmente, la multitud comenzó a marchar hacia la calle Corvin, porque allí podían realizar una celebración menor, preanunciada (y por lo tanto "legal"). La multitud creció, por lo que Hír TV (News Television) informó de diez mil manifestantes según "fuentes policiales no oficiales". La multitud no pudo decidir qué hacer. La mayoría gritó "Kossuth Square" y "Vámonos, vámonos", y después de la celebración comenzó. En la calle Alkotmány se enfrentaron con fuerzas policiales, lo que los obligó a retirarse a la Catedral. Aproximadamente a las 15:00, la policía comenzó a disipar a la multitud con gases lacrimógenos. Los manifestantes adquirieron un tanque T-34 desarmado (una parte de la ocasional exhibición local al aire libre) y lo usaron en una carga. Después de solo unos cientos de metros, el conductor del tanque decidió detenerse, ya que temía atropellar a los manifestantes. Su conductor (se dice que es un veterano de 1956) fue arrestado, no se produjeron daños graves.

En Astoria comenzó una pacífica celebración de Fidesz. A pesar de su disposición (durante los días anteriores, se llamó a cientos de policías del campo a la ciudad), la policía hizo poco para defender el aplastamiento de protestas radicales antigubernamentales que tuvieron lugar a solo 300-500 metros de distancia y presionaron cada vez más. más cerca por los ataques de gas de la policía en el amplio bulevar Erzsébet. Esa noche y al día siguiente, muchos analistas políticos y congresistas plantearon la idea de que este comportamiento policial no fue casual. La celebración de Fidesz, con una participación de miles, finalizó a las 18:00 horas. Esa multitud no pudo disolverse en absoluto cuando la policía inició un asalto a caballo contra los manifestantes de la plaza Deák. También usaron cartuchos de armas.

Se informó de actos de vandalismo tanto por parte de los manifestantes como de la policía. Algunos vándalos rompieron los escaparates de las tiendas, mientras que muchos otros manifestantes intentaron evitarlos. Pero las evidencias muestran que la aparición de la policía fue sin precedentes brutal y desproporcionada a la protesta. La policía disparó granadas de gas y balas de goma a la altura de la cabeza y no separó a los celebrantes pacíficos de los manifestantes y provocadores. Muchos transeúntes pacíficos resultaron heridos. El hecho de que la policía redujera repentinamente el transporte público en muchos lugares y detuviera directa e indirectamente a los celebrantes para que no llegaran a los monumentos y a los manifestantes para que no escaparan de los lugares calientes se sumó al caos creciente. Hay muchos videos que muestran a policías, después de abordar a un manifestante, pateándolo. Un destacamento de policías entró en un bar de la plaza Blaha Lujza, sacó a varios clientes a la calle y los sometió violentamente, que incluyó romperle los dedos a un hombre esposado y dispararle a uno en la espalda con un tiro de perdigones de goma a quemarropa. . Los policías en la mayoría de los restaurantes y pubs condujeron a los invitados (refiriéndose a los riesgos de seguridad) o los expulsaron (refiriéndose a que buscan manifestantes radicales) y usaron un lenguaje soez. Maltrataron no solo a los manifestantes, sino a los transeúntes, ambulancias, turistas extranjeros y periodistas. Incluso el parlamentario Máriusz Révész fue baleado y golpeado cuando, mostrando su autorización de diputado en la mano, trató de proteger su celebración de los ataques a las fuerzas policiales. Maltrataron al sacerdote jesuita László Vértesaljai., Así como a otros dos sacerdotes.

La multitud escapó en dirección al río Danubio. En la plaza Ferenciek y en un puente sobre el Danubio, construyeron barricadas con todo lo que encontraron (incluidos materiales de operaciones de construcción, letreros, elementos de cordón policial de hierro, automóviles y autobuses). Creció el número de heridos. La policía rompió la barricada del puente con un quitanieves. Los disturbios terminaron al amanecer.

Se informó que 128 personas resultaron heridas, 19 de las cuales eran policías. Se informó que al menos dos hombres habían quedado ciegos de un ojo por las balas de goma.

En el país (por ejemplo, en Szombathely), se iniciaron manifestaciones contra el "terror policial".

Fidesz anuncia planes para las manifestaciones del 4 de noviembre

El 1 de noviembre, el principal partido de oposición, Fidesz, anunció sus planes de organizar varias manifestaciones a gran escala en Hungría en el aniversario de la represión soviética de la Revolución de 1956. Los eventos estaban destinados a servir como un monumento a las víctimas de la invasión soviética y una protesta contra la brutalidad policial durante los disturbios del 23 de octubre en Budapest. Hubo una marcha de vigilia a la luz de las velas en Budapest el 4 de noviembre. Finalmente, las manifestaciones se agotaron a finales de año. La nueva ronda de manifestaciones prevista para la primavera de 2007 no se materializó.

Secuelas

El informe oficial sobre las manifestaciones y los ataques contra civiles no violentos se publicó en febrero de 2007. El panel de expertos, designado por el primer ministro Ferenc Gyurcsány, publicó un informe de 263 páginas sobre los disturbios que concluyó que fueron provocados en parte por incertidumbre sobre las reformas estatales y exacerbada por el llamado del partido opositor Fidesz a la renuncia de Gyurcsány, lo que representó un intento de "derrocar" al gobierno y "comprometió la democracia parlamentaria". La comisión dijo además que el uso de la fuerza por parte de la policía estaba justificado, pero los agentes actuaron de forma demasiado agresiva. La comisión recomendó que (1) no se otorgue amnistía a quienes cumplen condenas por violencia durante los disturbios, que (2) se prohíba a la policía usar balas para dispersar multitudes, que (3) solo se use policías especialmente capacitados para el control de multitudes, y que (4) se restablezca una ley de 1989 que prohíbe las reuniones públicas cerca del parlamento y las manifestaciones que duren más de 24 horas. Un portavoz de Fidesz dijo que la comisión estaba sesgada a favor del gobierno.

El 20 de mayo de 2007, el Primer Ministro Gyurcsány anunció la dimisión del Ministro de Justicia József Petrétei , el Jefe de Policía Nacional László Bene y el Jefe de Policía de Budapest Péter Gergényi. Gyurcsány dijo que la medida tiene como objetivo restaurar la confianza del público en los sistemas policial y judicial de Hungría. Las noticias atribuyen el movimiento a los recientes escándalos policiales y la nube proyectada por el uso desproporcionado de la fuerza durante las manifestaciones antigubernamentales de 2006.

Ver también

Referencias

enlaces externos

Opiniones de nuestros usuarios

Ana Ballesteros Carrillo

Hacía tiempo que no veía un artículo sobre Protestas de 2006 en Hungría escrito de forma tan didáctica. Me gusta.

Alicia Saiz Ruiz

Necesitaba encontrar algo diferente sobre Protestas de 2006 en Hungría, que no fuese lo típico que se lee siempre en internet y este artículo de Protestas de 2006 en Hungría me ha gustado.

Maria Rosario De La Fuente Guerra

Gracias. El artículo acerca de Protestas de 2006 en Hungría me sirvió.